FAQ
SUS PREGUNTAS
NUESTRAS RESPUESTAS

FAQS CONSTITUCIÓN DE SOCIEDADES EN EL EXTRANJERO

¿Qué es un establecimiento permanente?

Un establecimiento permanente es un término jurídico del Derecho fiscal y de sociedades que hace referencia a una ubicación física específica en la que una empresa lleva a cabo actividades empresariales. Este término puede variar ligeramente de un país a otro, pero en general se refiere a los siguientes aspectos:

  1. Ubicación física: Un establecimiento permanente puede ser una oficina, una fábrica, un almacén, una sucursal u otro lugar físico donde una empresa desarrolla su actividad.

  2. Actividades empresariales : En este establecimiento permanente suelen llevarse a cabo actividades empresariales significativas, como producción, ventas, marketing o administración.

¿Qué debe saber sobre los locales comerciales?

Los establecimientos permanentes deben considerarse bajo diversos aspectos jurídicos y fiscales, ya que están sujetos a sus influencias:

  1. Impuestos: La existencia de un establecimiento permanente puede tener un impacto significativo en la obligación fiscal de una empresa. En muchos países, las empresas que tienen un establecimiento permanente deben pagar impuestos allí y cumplir la legislación fiscal local.

  2. Evasión y elusión fiscales: Una definición clara de establecimiento permanente es importante para evitar la elusión y la evasión fiscales. Si una empresa opera en el extranjero pero no registra un establecimiento permanente, puede tener problemas fiscales.

  3. Responsabilidad jurídica: La existencia de un establecimiento permanente también puede afectar a las responsabilidades legales de una empresa con respecto a la legislación laboral, la normativa medioambiental y otros requisitos legales.

  4. Acuerdos comerciales: Los acuerdos comerciales internacionales contienen a menudo disposiciones sobre el tratamiento de los establecimientos permanentes y su fiscalidad. Por lo tanto, la definición de establecimiento permanente puede influir en las relaciones comerciales entre países.

  5. Contabilidad y cumplimiento: Por lo general, las empresas tienen que llevar la contabilidad financiera de sus locales comerciales y asegurarse de que cumplen las normativas y leyes locales. Esto es importante para evitar problemas legales.

En general, una definición e identificación claras de los establecimientos permanentes es importante para garantizar que las empresas puedan cumplir sus obligaciones fiscales y jurídicas al tiempo que llevan a cabo sus actividades empresariales internacionales de forma eficaz y legal. Es aconsejable consultar a profesionales fiscales y jurídicos si tiene dudas sobre un establecimiento permanente.

Si opera en distintos países, necesita algo más que un simple proveedor de servicios para establecer y gestionar su sucursal en el extranjero. InterGest le ofrece una solución flexible y personalizada para el crecimiento óptimo de su empresa en nuevos mercados objetivo, de modo que pueda concentrarse en sus competencias principales.

¿Dispone InterGest de un establecimiento permanente que cumpla los requisitos de la legislación fiscal?

No es posible proporcionar un establecimiento permanente como tal, pero InterGest proporciona la infraestructura para crear un establecimiento permanente, es decir, nos encargamos de todos los trámites para nuestros clientes si desean crear una sucursal o filial en el extranjero o establecer sucursales adicionales.

Para que el establecimiento comercial extranjero que se va a fundar tenga un buen comienzo, proporcionamos, entre otras cosas:

  • Personal capaz de realizar todo el trabajo de oficina en el idioma local además de en inglés, y a veces también en alemán.

  • Una organización contable oficialmente autorizada bajo la dirección de un auditor y un asesor fiscal.

  • Un equipo de asesores con experiencia en todos los ámbitos especializados del comercio internacional, el transporte y la banca.

  • Instalaciones en lugares estratégicos de los respectivos países.

  • Amplio trabajo de facturación y contabilidad, estadísticas de ventas y existencias, cálculo de márgenes, contabilidad de agentes y nóminas.

¿Montar una empresa en el extranjero significa que tengo que alquilar una oficina y contratar empleados?

Crear una empresa en el extranjero no requiere necesariamente alquilar una oficina y contratar empleados. Los requisitos específicos dependerán de varios factores, como sus objetivos empresariales, la naturaleza de su negocio y las leyes y normativas del país de destino. He aquí algunas consideraciones importantes:

Tipo de empresa: Si su empresa depende en gran medida de una presencia física, por ejemplo si tiene un comercio minorista, puede ser necesario abrir una oficina o una tienda. Para las empresas que solo operan en internet, esto puede no ser necesario.

Estructura de la empresa: La elección de la estructura corporativa puede influir en los requisitos que debe cumplir una empresa en el extranjero. Por ejemplo, algunos países exigen que determinados tipos de empresas (por ejemplo, las filiales) tengan una presencia física local.

Legislación local: Las leyes y normativas que regulan el alquiler de oficinas y la contratación de personal varían de un país a otro. Es importante conocer la normativa local.

Ámbito de actividad: Si sólo tiene previsto realizar actividades limitadas en el extranjero, puede bastar con nombrar a un representante o agente que represente sus intereses a nivel local en lugar de abrir su propia oficina.

Consideraciones fiscales: La normativa fiscal puede variar considerablemente en función del modelo de negocio y de la presencia en el extranjero. Algunos países tienen convenios de doble imposición que regulan la fiscalidad.

Empleados: Contratar empleados en el extranjero puede conllevar obligaciones adicionales en materia de contratos de trabajo, nóminas, prestaciones sociales y legislación laboral.

Desde 1972, InterGest acompaña a las empresas en su camino al extranjero como proveedor de servicios y guía, ayudándolas a dominar con confianza los escollos entre mentalidad, legislación, estructura de mercado y administración. Con socios competentes de InterGest en más de 50 países, desde Canadá hasta Nueva Zelanda, ayudamos a nuestros clientes a abrirse con éxito a los mercados extranjeros.

¿Quién puede crear una empresa en el extranjero?

La creación de una empresa en el extranjero puede ser llevada a cabo por diversas personas y organizaciones. Sin embargo, los requisitos exactos y las posibilidades varían según el país y el ordenamiento jurídico. Éstos son algunos de los actores habituales que suelen poder crear una empresa en el extranjero:

Particulares puede crear una empresa en el extranjero en muchos países. Esto puede hacerse con diversos fines empresariales, como el comercio, los servicios o las inversiones.

La empresa, ndependientemente de su forma jurídica (por ejemplo, sociedades anónimas o sociedades colectivas), las empresas pueden establecer filiales o sucursales en el extranjero. Esto les permite actuar en nuevos mercados.

Inversores y empresarios, que deseen expandirse a un país determinado pueden crear una nueva empresa para iniciar sus actividades comerciales en ese país.

Empresas conjuntas puede ser una forma de acceder a un mercado extranjero. Mediante una empresa conjunta con socios locales, puede beneficiarse de sus conocimientos y recursos.

Las empresas emergentes con ambiciones internacionales pueden establecerse en el extranjero para beneficiarse de oportunidades de mercado o recursos específicos.

Las empresas de capital riesgo y los fondos de inversión pueden crear filiales para invertir en empresas o activos extranjeros.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) pueden crear sucursales o filiales en el extranjero para ampliar sus actividades humanitarias o sociales.

Los gobiernos y las organizaciones estatales pueden abrir embajadas, consulados u oficinas de promoción comercial en el extranjero para establecer y mantener relaciones diplomáticas y promover las relaciones comerciales.

Debe tener en cuenta que la creación de una empresa en el extranjero puede estar asociada a requisitos legales, fiscales y reglamentarios que varían de un país a otro. Por lo tanto, es aconsejable informarse detalladamente sobre las leyes y normativas locales antes de crear una empresa en el extranjero y buscar asesoramiento si es necesario.

Como proveedor de servicios globales, InterGest ofrece toda la gama de servicios de consultoría de gestión internacional. Con nuestra ayuda, podrá adaptar su empresa a las exigencias de unos mercados en constante evolución.

¿Qué debo tener en cuenta al crear una empresa en el extranjero?

A la hora de crear una empresa deben tenerse en cuenta los siguientes factores:

  1. Cumplimiento de la legislación y la normativa: Infórmese y familiarícese con las leyes y reglamentos del país en el que quiere crear su empresa. Asegúrese de que su empresa cumple todas las leyes y normativas locales, incluidos todos los permisos, licencias e impuestos necesarios.

  2. Estructura de la empresa: Decidir una estructura corporativa adecuada, por ejemplo, una filial, una sucursal o una oficina de representación. Cada estructura tiene sus propios requisitos e implicaciones jurídicas y financieras.

  3. Fiscalidad: Infórmese sobre las leyes y normativas fiscales del país en el que quiere establecer su empresa. Esto te ayudará a planificar y presupuestar las obligaciones fiscales en las que pueda incurrir tu empresa.

  4. Consideraciones culturales: Sea consciente de las diferencias culturales cuando haga negocios en un país extranjero. Si comprende y respeta las costumbres y prácticas empresariales locales, podrá generar confianza y establecer buenas relaciones con socios, proveedores y clientes.

  5. Barreras lingüísticas: Asegúrese de tener en cuenta las posibles barreras lingüísticas. Puede ser útil contratar a hablantes nativos o locales, o traer a un traductor o experto en idiomas si es necesario.

  6. Representación jurídica: Considere la posibilidad de contratar a un abogado o asesor jurídico local que esté familiarizado con las leyes y normativas del país donde quiere establecer su empresa. Pueden ayudarte a aclarar cualquier cuestión legal y reglamentaria que pueda surgir.

InterGest siempre elabora paquetes de servicios actualizados, rentables y flexibles, especialmente para pequeñas y medianas empresas, con el fin de desarrollar eficazmente los mercados exteriores. La amplia gama de servicios y décadas de experiencia en los respectivos países de destino constituyen la base ideal para las empresas exportadoras a la hora de establecer y gestionar sucursales, filiales o ventas directas en el extranjero.

Con oficinas en más de 50 lugares de todo el mundo, InterGest le ofrece asesoramiento y servicios para la apertura de mercados extranjeros. Esto comienza con el establecimiento y la domiciliación de una sucursal en el extranjero y se extiende a la administración fiduciaria de la contabilidad, el asesoramiento fiscal y jurídico hasta la contabilidad de nóminas, el control y la elaboración de informes. Gracias a nuestra red internacional coordinada de socios en todo el mundo, disponemos de amplios conocimientos de las condiciones comerciales y jurídicas del país correspondiente. La complejidad del comercio internacional es nuestro quehacer diario.